CARTA ABIERTA A LOS SINDICATOS. LLAMAMIENTO A LA MOVILIZACIÓN CONTRA LA REFORMA LABORAL.

A los sindicatos…

 Estimadas compañeras, estimados compañeros, este escrito nace de la Marea Azul, coordinadora de sindicalistas que pertenecen a distintos comités de empresa y secciones sindicales (CCOO, CIG, CGT, CNT, Co.Bas, ELA, ESK, LAB, EC, UGT…), que trabajamos en el sector de las contratas y subcontratas de las operadoras de Telecomunicaciones, en distintos territorios del estado, y que llevamos mucho tiempo organizándonos conjuntamente por la mejora y defensa de nuestras condiciones laborales.

Como trabajadoras y trabajadores, hemos comprobado y sufrido directamente el deterioro causado por las reformas laborales impuestas por PSOE y PP.

Hemos seguido con atención la reciente negociación y acuerdo entre el gobierno y las direcciones de la patronal y los sindicatos mayoritarios.

No entraremos a valorar la reforma en todo su contenido, pues coincidimos plenamente con análisis que han hecho ya distintas fuerzas del sindicalismo alternativo y voces autorizadas de colectivos de abogados laboralistas. Nos centraremos únicamente en lo que incumbe al tema de la subcontratación.

Este punto no ha sido tratado con el rigor que se merece. Es inasumible para cualquier partido, sindicato o colectivo que se denomine de izquierdas que en lo que respecta a la subcontratación, el convenio de referencia no sea el de la empresa principal, el de quien subcontrata los trabajos. Sin esta limitación mínima, el incentivo económico para subcontratar es evidente y continuará siendo el principal motivo para seguir llevando a cabo esta práctica fraudulenta, que es una de las principales causas de la precarización del trabajo y de las relaciones laborales en general.

Nuestra coordinadora se ha dirigido a todos los grupos parlamentarios a los que suponemos alguna cercanía e interés por las condiciones laborales que nos afectan como clase trabajadora, solicitando que NO RESPALDEN EN EL PARLAMENTO este acuerdo que valoramos como insuficiente y frustrante, comparado con el objetivo y el compromiso electoral y público de derogación de la última reforma laboral de 2012 que habían hecho tanto el gobierno actual como las direcciones sindicales mayoritarias.

Somos conscientes de que NO BASTAN SÓLO LAS ACTUACIONES PARLAMENTARIAS para conseguir un verdadero punto de inflexión en el deterioro continuo de las condiciones laborales y salariales que vienen produciendo con las políticas que se han llevado a cabo en el pasado.

Por ello, como sindicalistas que somos, con  diferencias y matices sobre muchas cuestiones, capaces de compaginar la lealtad a los diversos sindicatos en los que militamos con la práctica de organizar y sumar estrategias y esfuerzo colectivo para el bien de los trabajadores y trabajadoras, os trasladamos la necesidad de confluir, organizar y hacer realidad un PROCESO DE MOVILIZACIONES a nivel general que reivindiquen la real derogación de las reformas laborales, así como una verdadera regulación de la subcontratación que se traduzca en la eliminación del abuso y de la precarización del empleo que es lo que hoy supone.